Postulados de la PNL

Algunos supuestos o postulados de la PNL

1-LA GENTE SELECCIONA LA MEJOR OPCIÓN QUE TIENE A CADA MOMENTO


Esto quiere decir que el ser humano con su libre albedrío siempre actúa de la mejor manera para él. Hay momentos en los que su conducta no es la mejor para el entorno, pero para él, fue lo mejor que pudo hacer en ese momento. Así que cualquier conducta por mala, loca, extraña, inadecuada o terrible que parezca, en ese momento específico fue lo mejor que pudo hacer la persona.

Estas conductas están relacionadas con el tipo de mapa que tiene y que lo conforma. Si esta persona ha crecido en una familia agresiva y lo que aprendió fue ser agresivo, probablemente esta va a ser su conducta de entrada, mientras no decida cambiarla. Es de la manera que él ha aprendido a actuar para sobrevivir. Muchas de las opciones que escogemos son inconscientes y están basadas en casos extremos de supervivencia.

Por ejemplo en caso de no tener trabajo y tener que mantener a la familia, alguien cuyo padre, tío, hermano, etc. fue ladrón escogerá robar ya que esa conducta se encuentra dentro de su mapa, a diferencia de alguien que podrá escoger esta opción en caso extremo después de haber intentado primero muchas otras. En esto radican las diferentes conductas y reacciones.

2- LA GENTE TIENE TODOS LOS RECURSOS QUE NECESITA A CADA MOMENTO

Todas las personas tenemos desde el día en que nacemos todos los recursos necesarios para salir adelante en cualquier situación. Cuántas veces nos decimos que no vamos a poder con algún problema, y sin embargo salimos airosos. Somos seres llenos de recursos y capacidades como la fortaleza, la paciencia, la tolerancia, la flexibilidad, la disciplina, la organización, la valentía, la seguridad, sólo que estos los perdemos de vista cuando algún problema o situación difícil se nos presenta y nos dejamos arrastrar por ellos, sin acordarnos que alguna vez en nuestra vida hemos aplicado cada uno de estos recursos.

Esto quiere decir que en algún momento de nuestra vida hemos sido pacientes, valientes, flexibles, tolerantes, amables, etc. ¿Cuántas veces hemos oído frases como “ya se me acabó la paciencia”? La pregunta aquí sería ¿la paciencia la adquiriste en litros, metros, kilos, o cómo para que se te acabe? Los recursos no se acaban, los vamos olvidando y archivando, sin darnos cuenta que ahí están. PNL (y también el coaching ontologico) te ayuda a poder ponerlos en práctica cada vez que los necesites, pues los tienes dentro de ti y forman parte de tu condición humana.

3.- NO EXISTE ERROR O FRACASO, SOLO RESULTADOS

Estamos muy acostumbrados a sentir que hemos fracasado cuando algo no nos sale como lo habíamos planeado. Si nos despiden del trabajo, reprobamos alguna materia, no sale bien una cena que preparamos, no podemos cumplir con alguna promesa, etc. nos culpamos y sentimos que fracasamos.

La PNL te dice que el fracaso no existe, es una palabra que inventamos para estancarnos en el mismo error y culparnos, y de donde nos va a costar trabajo salir. Todos los resultados que obtenemos de nuestras acciones, son solo enseñanzas. Si todas nuestras experiencias “negativas” las vemos de esta manera, como aprendizajes, esto nos hará corregir nuestras conductas y salir hacia adelante generando nuevas opciones. De esta manera cada vez, seremos mejores seres humanos, y nos veremos como personas en evolución y no como fracasados.

El saber aprender de nuestros errores, aprender lo que es efectivo y bueno para nosotros y lo que no lo es, es la mejor manera para desarrollarnos como personas exitosas. Cuando Thomas Alva Edison estaba experimentando cómo hacer que la bombilla funcionara, se le acercó una persona y le preguntó: ¿qué se siente haber fracasado 1000 veces para que la bombilla prenda? Él le contestó, “yo no he fracasado 1000 veces, sino que he aprendido 1000 formas en que la bombilla no funciona”. Toda persona exitosa no ve el fracaso, sino la enseñanza que le proporciona su experiencia.

4- TODO SÍNTOMA ES UNA COMUNICACIÓN

Esto significa que cuerpo y mente son un solo sistema, por lo tanto nuestros pensamientos y emociones que los acompañan, siempre se reflejarán en nuestro cuerpo. Lo que pasa en la mente forzosamente se manifiesta en nuestro cuerpo en forma de señales o síntomas. El dolor, el cansancio, la tristeza, el miedo son señales de que algo está sucediendo dentro de mí y que necesito atenderlo y resolverlo.

Estamos acostumbrados a no darle la debida atención a estos síntomas que nos están comunicando que algo nos pasa, y por eso caemos con enfermedades, malestares continuos, nos desgastamos, nos sentimos mal sin poner una solución por querer ignorar estos síntomas. Tenemos que aprender a sentir el cuerpo y respetar las señales que nos va indicando a través de los síntomas, tales como por ejemplo dolor de cabeza, que puede ser una señal de tensión resultado de lo que estoy viviendo y que tengo que solucionar tranquilizándome un poco y dándome tiempo para relajarme; una colitis que significa no poder digerir alguna situación difícil y que lo que tengo que hacer es empezar a manejar la fe, la confianza, la seguridad o algún otro recurso para poder actuar debidamente, etc.

Y así en lugar de atender las causas y solucionar lo que me provocan estos síntomas, tomarnos una pastilla. Estamos tapando el sol con un dedo, y esto irremediablemente tendrá repercusiones en nuestra salud.
Leer más...

PNL o la excelencia de uno mismo

PNL o la excelencia de uno mismo. El mapa no es el territorio

El camino a la madurez personal es sin duda un desfiladero plagado de trabas. No sólo la pérdida de la inocencia y la rebeldía adolescentes acompaña a una persona hacia su etapa adulta. A veces, conseguir la estabilidad y el sosiego personal requiere una dosis de resignación y conformismo que el ser humano niega conscientemente aunque le persiga, le atrape y le obligue a apadrinarla para no sentirse excluido de un grupo de opiniones y conductas homogéneas.
pnl excelencia

El suicidio cotidiano al que se refería Balzac para definir la resignación de una persona no tiene un solo rostro. Ninguna persona está libre de miedos, fobias, crisis, malas decisiones o insatisfacciones. Aceptar esa realidad es el primer paso para superarlos; nos conformamos con los problemas cuando los problemas no quieren conformarse con nosotros. Sin embargo, el camino no acaba ahí, aunque nos empeñemos en convivir arrinconándolos, presionándonos para que todo siga igual. ¿Qué le lleva entonces a una persona a la frustración?

El riesgo. Perder el control. El rechazo a obtener ayuda para resolver algo que se considera íntimo, pese a que el asesoramiento experto pueda terminar con las dificultades.

¿Se necesita realmente un tutor externo para resolver problemas cotidianos? 

La respuesta es no, siempre que se conozcan las técnicas adecuadas. Desde la década de los 70, la psicología aplicada a la comunicación comenzó a explorar un nuevo universo con las tesis de Richard Bandler y John Grinder sobre la programación neurolingüística (PNL) como medio de estructuración, evolución y resolución de situaciones a través del autoconocimiento. Aunque el horizonte de la PNL es casi inabarcable, el principio de la teoría, según Gregory Bateson, reside en que el mapa no es el territorio; es decir, que el ser humano no opera sobre la realidad objetiva de forma directa, sino a través de su manera de concebirla de una manera personal, propia e individual.

Esta acepción puede compararse con los filtros y objetivos de una cámara fotográfica. El modo de ver el mundo de cada individuo depende directamente del tamiz que le coloquemos a la lente. Por ello, contradiciendo las teorías categóricas de la psicología científica que no aplican la praxis para resolver trabas, a través de la observación Richard Bandler y Grinder llegaron a la conclusión de que es más fácil acceder a otra persona cuando se comparte la misma percepción de la realidad (ya sea de forma visual, auditiva o kinestésica).

La caja de los secretos se abrió por completo. Ayudar a la persona a enfocar correctamente su punto de vista de los problemas garantizaba la superación. No había fobia, ansiedad, miedo o dilema que no quedara resuelto.

El éxito inmediato amplió el rango de actuación de la PNL a otros campos. Deporte, educación, liderazgo, empresas, se beneficiaron de las ventajas, aunque la principal aplicación sea la autoayuda. No solo para mejorar uno mismo, sino para incrementar la influencia sobre los demás y llegar al éxito incluso en relaciones personales o el arte de la seducción.

Fuente: elpais.com
Leer más...

Postulados básicos de la PNL-video

postulados pnl
Postulados básicos de la PNL-video

Rod Fuentes Presidente del chapter de la IAC (International Association of Coaching) en Chile, hace aclaraciones importantes sobre la Programación Neurolingüística (PNL). Pertenece a una serie de videos que entregará el autor Rod Fuentes para ir difundiendo esta maravillosa disciplina.

Leer más...

Cómo cumplir tus propósitos este año con PNL

Cómo cumplir tus propósitos con PNL

Conseguir una buena figura, bajar de peso, mejorar la alimentación, tener mejor carácter, ser más puntual,  dejar de fumar, subir las notas en el colegio o conseguir un mejor trabajo, son algunos de los propósitos más recurrentes que las personas siempre realizan al arrancar el año. Seguramente que este 2012 no será la excepción, aunque puede ser que ocurra lo mismo que en años anteriores: las promesas se van olvidando a medida que pasan los días, y la intención original queda completamente abandonada. ¿Cómo evitar que esto ocurra?
cumplir propositos con PNL
Existe algo llamado la Programación Neurolingüísitca (PNL), una disciplina y un arte que estudia la percepción individual y mental que tiene una persona del mundo. La PNL es hoy uno de los enfoques más usados para mejorar la comunicación, diseñar e implementar cambios duraderos, así como para el desarrollo de la excelencia personal, relacional y profesional y un instrumento muy usado en el coaching.

Vicens Olivé, experto en el tema y autor del libro "PNL & Coaching", ofrece algunas claves simples para lograr que todos lleguemos al final de 2012 con los propósitos cumplidos. En primer lugar, Olivé señala que es fundamental formular los objetivos en positivo. Bajo esta perspectiva, en lugar de pensar "bajar de peso", la persona debe proponerse llegar a pesar 60 kilogramos.

"La neurología no procesa el negativo. Si yo te digo que no pienses en el sol, inmediatamente piensas en el sol", remarca Vicens, y en contraparte aconseja que "ya puestos a formular deseos, hay que orientarse en lo que sí se quiere" y no a lo que no se desea. Así, si el propósito es perder peso, en el inconsciente se evoca precisamente lo que queremos evitar: el peso.

En el propósito, también recurrente, de dejar de fumar Olivé recomienda que se cambie ese enunciado por otro que se formule en positivo y que podría ser "quiero fumar sólo cinco cigarrillos al día" o "quiero destinar el dinero que me gasto en tabaco a viajar" o "quiero tener buena salud". Lo importante, subraya, es encontrar lo que a cada persona le puede motivar y empujar a dejar de fumar.

También es vital que el objetivo sea concreto. "Decir que quiero encontrar el amor de mi vida puede parecer un deseo muy concreto, pero en realidad es una abstracción y el cerebro no funciona con abstracciones", insiste Olivé.

"El hombre propone y Dios dispone, pero cuanto mejor hecha esté la propuesta, pues Dios dispone mejor", sostiene el "coach", quien recomienda ser un poco niños a la hora de establecerse objetivos. "Cuando escriben una carta a los Reyes Magos son muy concretos porque su neurología no les da para cosas abstractas, así que hay que ser un poco niños para pedir objetivos", subraya.

Así que si lo que se pretende es encontrar el amor hay que ser concreto y especificar cómo es para cada a uno el amor y qué implica. Por ejemplo, para alguien una pareja ideal puede ser esa que tiene unos valores parecidos, un proyecto común de vida o que sea divertida. Hay, en definitiva, que hacer una carta detallada a los Reyes Magos pidiendo qué es lo que se quiere.

En tercer lugar, uno debe plantearse si se consigue ese objetivo, qué se pierde y qué se gana. Olivé propone hacer un análisis honesto y detallado porque "hay muchos objetivos que no se consiguen porque uno no quiere renunciar a lo que tiene. (…) Si pierdo 20 kilos pues posiblemente no podré comer todo lo que como ahora, si tengo una pareja voy a perder mi libertad o si no ya no fumo pues ya no participo en el corrillo de amigos que salen a echar un cigarro fuera de la oficina", ejemplifica Vicens.

"Todo tiene un precio y conseguir un objetivo pues también lo tiene. ¿Estoy dispuesto a pagar ese precio o no?, sería la pregunta", según este coach. Asimismo, es importante ser consciente de los recursos con los que cada uno cuenta.

"En PNL partimos de que todos tenemos todos los recursos dentro, de modo que si te conectas dentro de ti puedes llegar a ellos. El 'coaching', la PNL, las terapias ayudan también a sacar estos recursos". Recursos de los que conviene tirar para lograr los propósitos que se formulan con la llegada del nuevo año son la valentía, el coraje, la capacidad de sorprenderse, entre otros. Es difícil, por ejemplo, encontrar pareja si se hace lo mismo de siempre, así que un recurso para conocer a alguien sería hacer algo diferente, ir a otros sitios y, por ejemplo, apuntarse a un club de tenis o a clases de cocina.

Es positivo, además, revisar si existe algún freno interno que impida lograr ese objetivo. "Podemos hacernos la pregunta ¿qué me impide conseguir lo que quiero?", dice Olivé, quien vuelve al ejemplo de la pareja y detalla que, por ejemplo, hay gente que en el fondo piensa que no puede encontrar pareja. "Si la misma persona puede solucionarlo, pues genial, si no podría ser bueno buscar la ayuda de un 'coach' o de un terapeuta", remarca.

Lo siguiente sería establecer un plan de acción, en el que se determine cuál será el primer paso a dar, cuál será el segundo y cuál, en definitiva, el camino a seguir. Eso sí, el camino tiene que ser flexible de modo que se pueda cambiar de dirección si hace falta. "La idea es subir a la cúspide de una montaña, pero puedes ir por un sendero o por otro", dice Olivé.
Leer más...