Postulados de la PNL

Algunos supuestos o postulados de la PNL

1-LA GENTE SELECCIONA LA MEJOR OPCIÓN QUE TIENE A CADA MOMENTO


Esto quiere decir que el ser humano con su libre albedrío siempre actúa de la mejor manera para él. Hay momentos en los que su conducta no es la mejor para el entorno, pero para él, fue lo mejor que pudo hacer en ese momento. Así que cualquier conducta por mala, loca, extraña, inadecuada o terrible que parezca, en ese momento específico fue lo mejor que pudo hacer la persona.

Estas conductas están relacionadas con el tipo de mapa que tiene y que lo conforma. Si esta persona ha crecido en una familia agresiva y lo que aprendió fue ser agresivo, probablemente esta va a ser su conducta de entrada, mientras no decida cambiarla. Es de la manera que él ha aprendido a actuar para sobrevivir. Muchas de las opciones que escogemos son inconscientes y están basadas en casos extremos de supervivencia.

Por ejemplo en caso de no tener trabajo y tener que mantener a la familia, alguien cuyo padre, tío, hermano, etc. fue ladrón escogerá robar ya que esa conducta se encuentra dentro de su mapa, a diferencia de alguien que podrá escoger esta opción en caso extremo después de haber intentado primero muchas otras. En esto radican las diferentes conductas y reacciones.

2- LA GENTE TIENE TODOS LOS RECURSOS QUE NECESITA A CADA MOMENTO

Todas las personas tenemos desde el día en que nacemos todos los recursos necesarios para salir adelante en cualquier situación. Cuántas veces nos decimos que no vamos a poder con algún problema, y sin embargo salimos airosos. Somos seres llenos de recursos y capacidades como la fortaleza, la paciencia, la tolerancia, la flexibilidad, la disciplina, la organización, la valentía, la seguridad, sólo que estos los perdemos de vista cuando algún problema o situación difícil se nos presenta y nos dejamos arrastrar por ellos, sin acordarnos que alguna vez en nuestra vida hemos aplicado cada uno de estos recursos.

Esto quiere decir que en algún momento de nuestra vida hemos sido pacientes, valientes, flexibles, tolerantes, amables, etc. ¿Cuántas veces hemos oído frases como “ya se me acabó la paciencia”? La pregunta aquí sería ¿la paciencia la adquiriste en litros, metros, kilos, o cómo para que se te acabe? Los recursos no se acaban, los vamos olvidando y archivando, sin darnos cuenta que ahí están. PNL (y también el coaching ontologico) te ayuda a poder ponerlos en práctica cada vez que los necesites, pues los tienes dentro de ti y forman parte de tu condición humana.

3.- NO EXISTE ERROR O FRACASO, SOLO RESULTADOS

Estamos muy acostumbrados a sentir que hemos fracasado cuando algo no nos sale como lo habíamos planeado. Si nos despiden del trabajo, reprobamos alguna materia, no sale bien una cena que preparamos, no podemos cumplir con alguna promesa, etc. nos culpamos y sentimos que fracasamos.

La PNL te dice que el fracaso no existe, es una palabra que inventamos para estancarnos en el mismo error y culparnos, y de donde nos va a costar trabajo salir. Todos los resultados que obtenemos de nuestras acciones, son solo enseñanzas. Si todas nuestras experiencias “negativas” las vemos de esta manera, como aprendizajes, esto nos hará corregir nuestras conductas y salir hacia adelante generando nuevas opciones. De esta manera cada vez, seremos mejores seres humanos, y nos veremos como personas en evolución y no como fracasados.

El saber aprender de nuestros errores, aprender lo que es efectivo y bueno para nosotros y lo que no lo es, es la mejor manera para desarrollarnos como personas exitosas. Cuando Thomas Alva Edison estaba experimentando cómo hacer que la bombilla funcionara, se le acercó una persona y le preguntó: ¿qué se siente haber fracasado 1000 veces para que la bombilla prenda? Él le contestó, “yo no he fracasado 1000 veces, sino que he aprendido 1000 formas en que la bombilla no funciona”. Toda persona exitosa no ve el fracaso, sino la enseñanza que le proporciona su experiencia.

4- TODO SÍNTOMA ES UNA COMUNICACIÓN

Esto significa que cuerpo y mente son un solo sistema, por lo tanto nuestros pensamientos y emociones que los acompañan, siempre se reflejarán en nuestro cuerpo. Lo que pasa en la mente forzosamente se manifiesta en nuestro cuerpo en forma de señales o síntomas. El dolor, el cansancio, la tristeza, el miedo son señales de que algo está sucediendo dentro de mí y que necesito atenderlo y resolverlo.

Estamos acostumbrados a no darle la debida atención a estos síntomas que nos están comunicando que algo nos pasa, y por eso caemos con enfermedades, malestares continuos, nos desgastamos, nos sentimos mal sin poner una solución por querer ignorar estos síntomas. Tenemos que aprender a sentir el cuerpo y respetar las señales que nos va indicando a través de los síntomas, tales como por ejemplo dolor de cabeza, que puede ser una señal de tensión resultado de lo que estoy viviendo y que tengo que solucionar tranquilizándome un poco y dándome tiempo para relajarme; una colitis que significa no poder digerir alguna situación difícil y que lo que tengo que hacer es empezar a manejar la fe, la confianza, la seguridad o algún otro recurso para poder actuar debidamente, etc.

Y así en lugar de atender las causas y solucionar lo que me provocan estos síntomas, tomarnos una pastilla. Estamos tapando el sol con un dedo, y esto irremediablemente tendrá repercusiones en nuestra salud.

1 comentario:

Maru dijo...

Los cursos de pnl en IAFI ofrecen la posibilidad de abrir posibilidades de respuestas ante diferentes situaciones de la vida cotidiana.